La rentabilidad de la vivienda en España

Comprar una vivienda puede ser actualmente uno de los productos más rentables del mercado. Vemos como la Bolsa no termina de encontrar una senda alcista, más aún tras las dudas generadas por el Brexit y la rentabilidad de los depósitos está más baja que nunca. El mercado inmobiliario se encuentra sin embargo con sus precios aún en la zona más baja de la curva, pero en claro ascenso, especialmente en determinado tipo de producto, muy localizado e identificable.

Una de las dudas es como calcular la rentabilidad de la vivienda, y bien, uno de los métodos más populares es el denominado PER, que consiste en relacionar el número de veces que el precio de la vivienda contiene el precio que aporta el alquiler. Por ejemplo, si una casa tiene un valor de 250.000 euros y su alquiler es de 6.800 euros anuales, quiere decir que tardaremos casi 37 años en recuperar la inversión realizada, demasiado tiempo si tenemos en cuenta que la media histórica para recuperar una inversión en España ha estado en 19,5 años (si bien desde 2010 se sitúa en 25,6).

¿Y respecto a venta o alquiler? El alquiler tiene unas ventajas innegables para un tipo de situación determinada, muy vinculada con la provisionalidad. Que aporta una capacidad de movimiento mayor que la propiedad de un bien inmueble, eso sí, encontramos un altísimo coste a medio y largo plazo. Actualmente, debido a la situación que se vive el alquiler dependiendo de las distintas zonas supone un lujo que pocos se deben permitir.

En España, las ciudades que ofrecen mayor rentabilidad son Madrid y Barcelona, convirtiéndose en un foco de atención de inversores tanto internacionales como locales. Seguida de grandes capitales de provincia españolas como Valencia, Sevilla, Coruña, Santander, Bilbao, Zaragoza, Pamplona… Así como zonas de costa como Marbella, Ibiza, Palma de Mallorca, etc.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.